loader image

Archivos históricos: investigación actualiza registros arqueológicos en Baño Nuevo 1

Tiempo de lectura: 20 minutos
Amanda Muñoz
Amanda Sofía Muñoz Ávila es Periodista, Licenciada en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile.

Compartir publicación

César Méndez, arqueólogo y Subdirector de Investigación de Estudios Aplicados en Antropología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se destaca por su desempeño en investigaciones arqueológicas y colaboraciones en importantes revistas internacionales. 

Enmarcado en el proyecto FONDECYT regular “Exploradores en Aisén continental: una evaluación de las discontinuidades arqueológicas en el tiempo y el espacio”, el Dr. Méndez accedió a una entrevista para contar a la comunidad sobre su último artículo llamado “Early Holocene Archaeological Context and Assemblages of Baño Nuevo 1: A Key Site in Central West Patagonia”, que lideró en la región de Aysén, siendo reconocido por la Revista Internacional PaleoAmerica.

Para contextualizar a la comunidad sobre este hito, ¿podría contarnos un poco sobre la relevancia de esta revista en su área?

PaleoAmerica es una revista centrada en la publicación de investigaciones relativas al primer poblamiento americano. Considerando esto, con mi equipo de investigación hemos publicado en la revista distintas contribuciones, con información de sitios arqueológicos o de regiones en donde los hallazgos que hemos realizado se entroncan bien con la respuesta a la resolución del problema.

Y en este caso en particular, presentamos un trabajo que resume, por así decirlo, las investigaciones que se han llevado a cabo en el sitio Baño Nuevo 1 estudiado sistemáticamente desde 1996. Este es una cueva  ubicada en la Patagonia, a 80 km al norte de Coyhaique para ser exactos. Tiene importantísimos hallazgos paleontológicos y arqueológicos que demuestran la ocupación de fauna desde hace 16 mil años y de humanos hace casi 11 mil. 

Existe un montón de información para recolectar desde entonces.

Exactamente. Tesis, reportes de campo, artículos pequeños, incluso algunos trabajos incompletos . Como equipo de investigación, sentíamos la necesidad de llevar a cabo una síntesis y ordenar este material, porque la última actualización de la información científica de este sitio se realizó en el año 2000, o sea, hace ya casi 24 años atrás. 

¿Cuáles fueron los principales objetivos de la investigación?

Del artículo en sí, en primer lugar, fue actualizar y brindar un balance crítico a las investigaciones de Baño Nuevo. En él no se va a encontrar detalles de cada uno de los puntos estudiados, pero sí una síntesis global que permite ver en qué estado está la investigación al día de hoy. Y el segundo objetivo, sentar las bases para abordar una nueva etapa que integrara el material ya recolectado, con las nuevas muestras que estamos obteniendo en la investigación activa.

Nuestra intención fue marcar un quiebre, un antes y un después, con respecto a lo que se ha hecho hasta la actualidad en el sitio. Entonces, sobre la base de este conocimiento, nos planteamos nuevas preguntas y líneas de investigación que ya estamos desarrollando con nuestro actual proyecto.

La Dra. Olivia Cheronet de la Universidad de Viena, obteniendo muestras de sedimentos para análisis de ADN ambiental.

 

¿Continuará entonces la misma línea de investigación?

Es una línea que va de la mano con la síntesis ya hecha. Este sitio tiene depósitos arqueológicos y paleontológicos con evidencias incluso anteriores a la presencia humana. Los depósitos estratigráficos incluyen restos humanos, instrumentos de piedra, restos de huesos de animales y una gran diversidad de restos orgánicos preservados por las condiciones secas de la cueva. estos nos cuentan una riquísima historia.

Pretendemos realizar un estudio que evalúe las relaciones entre la fauna  y los humanos en la zona. ¿Qué animales de la última era Glacial registramos  y cuánto tiempo tardó el humano en llegar al mismo sitio después de que éstos se extinguieran? O bien, ¿hubieron humanos antes de lo que observamos en sus testimonios más directos? ¿Coexistieron? Son algunas preguntas que nos estamos planteando para este trabajo. Todo bajo una perspectiva de ADN ambiental.

Se obtuvieron 50 muestras y ya nos encontramos en una alianza con la Universidad de Viena para procesarlas. Será interesante confirmar qué fauna habitó la cueva antes que el humano y si tras su llegada se extinguió. 

Y si tuviera que resumir la relevancia de su investigación para la sociedad, ¿qué nos podría comentar?

Este proyecto busca entender cómo fue el proceso de poblamiento de la región de Aysén. Cuáles fueron las características de éste implementando una forma de entenderlo más compleja y basada en la recopilación de datos duros. Es una investigación que se basa en la hipótesis de que los seres humanos no habitaron ciertos lugares de Patagonia central de forma estable y continua, sino de forma más dinámica; ingresaron, ocuparon algunos lugares, después los abandonaron, volvieron miles de años después y reocuparon el espacio.

Más allá de la relevancia de la investigación en sí misma, cualquier estudio histórico revela la profundidad de la ocupación humana de un territorio y brinda sentido de pertenencia a quienes lo habitan y lo quieren. Nos permite caracterizar la diversidad de la experiencia humana, sus relaciones con el ambiente y poner en perspectiva que no siempre hemos sido iguales, pero muchas veces nos enfrentamos a similares desafíos a lo largo del tiempo.  Toda esta investigación, la venimos desarrollando desde la nueva unidad académica en donde yo me acabo de incorporar hace poco, que es la unidad de Estudios Aplicados de Antropología de la Universidad Católica, por lo que tenemos muchas expectativas y prontas nuevas actualizaciones. 

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.