loader image

Académicas FICG UCN se adjudican proyectos Fondecyt Regular en áreas de Ciencias de la Tierra e Ingeniería y Metalurgia

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Joseline Tapia Zamora, Bárbara Fuentes Siegmund y Edelmira Gálvez Ahumada consiguieron los proyectos para continuar con su trabajo investigativo.

Tres investigadoras de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas (FICG) de la Universidad Católica del Norte (UCN) se adjudicaron proyectos Fondecyt Regular de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) para realizar investigaciones en áreas como Ciencias de la Tierra e Ingeniería y Metalurgia.

Tres investigadoras, tres académicas, tres mujeres. En un marco tan competitivo como los proyectos Fondecyt, esta adjudicación más que un fondo es un galardón que reconoce el trabajo y la trayectoria de estas tres académicas de la UCN.

Joseline Tapia Zamora pertenece a Ciencias Geológicas y Bárbara Fuentes Siegmund al Departamento de Química y de Medio Ambiente, DIQMA; sus investigaciones están relacionadas con las Ciencias de la Tierra, mientras que Edelmira Gálvez ha realizado sus investigaciones desde el Departamento de Ingeniería Metalúrgica y Minas, DIMM.

Los proyectos Fondecyt Regular forman parte del programa de apoyo a la investigación de la ANID.

Un trabajo interdisciplinario con un equipo 100% femenino

Geochemical and microbiological factors controlling the mobilization of geogenic arsenic and chromium in diverse environments of Chile” (en español: “Factores geoquímicos y microbiológicos controlando la movilización de arsénico y cromo geogénico en diversos ambientes de Chile”) es el nombre de la investigación de la Dra. Joseline Tapia, en la que participa un equipo multidisciplinario compuesto sólo por mujeres: la Dra. Martha Hengst, del Departamento de Ciencias Farmacéuticas UCN; Dra. Verónica Oliveros, del Departamento de Ciencias de la Tierra, Universidad de Concepción; la Dra. María Pía Rodríguez, perteneciente a la Escuela de Geología de la Universidad Andrés Bello; y la Dra. Cristina Ortega, académica de la Escuela de Geología de la Universidad Mayor.

Esta investigación estudiará cómo distintos afloramientos geológicos podrían contribuir con la presencia de arsénico y/o cromo en los ambientes superficiales de tres zonas contratantes de Chile, como el valle del río Camarones, la cuenca del río Maipo y cuencas de la Región de Los Ríos.

Joseline Tapia afirma que haber conseguido este Fondecyt Regular “es un gran logro profesional y personal, porque tuve a mi segundo hijo a mediados de 2022 y mi hija mayor está en la adolescencia. Realmente pensé que no tenía posibilidades de adjudicar un Fondecyt Regular. Tuve un tremendo soporte familiar y de D.K. Nordstrom, geoquímico retirado del USGS, quien nos ha apoyado mucho en el proyecto financiado por la UNESCO IGCP-707”.

Finalmente la Dra. Tapia comentó que este proyecto multidisciplinario es muy importante para el medio, pues ayudará a entender cómo algunos contaminantes de origen natural se movilizan en los ambientes superficiales y cómo ello podría afectar la calidad de vida de las comunidades involucradas.

Las Ciencias de la Tierra desde la perspectiva de la fauna local

La investigación “Nesting seabirds in the hyperarid Atacama Desert – principal drivers of marine to terrestrial ‘hot spots’, nutrient transferers”, estudiará justamente la transferencia de nutrientes (carbono, nitrógeno y fósforo) que realizan las aves marinas, específicamente la gaviota garuma, desde el océano hasta los suelos del desierto de Atacama. Este proyecto permitirá estimar la contribución de las aves marinas en las transferencias de nutrientes a escala local y también a escala global.

Bárbara Fuentes Siegmund es la académica quien se encargará de desarrollar la pesquisa y que destaca que este Fondecyt “es un éxito personal y grupal, porque los fondos justamente nos permiten participar a todos en instancias científicas, congresos, pasantías, ir al desierto y trabajar con muchos estudiantes y colegas, con un buen equipo”.

Asimismo, destaca este logro de tres mujeres FICG, “pues como mujer es difícil poder conciliar las salidas a terreno, sobre todo cuando tienes hijos pequeños, pero es algo que se puede hacer”. La Dra. Fuentes finalmente deja un potente mensaje: “Invito a las y los colegas a que sean perseverantes y no se desanimen, pues esto es un trabajo que comienza varios años antes y se tiene que preparar, tanto el tema de la investigación como el mismo currículum. Hay que intentarlo las veces que sea necesario, pero es importante que se siga adelante y trabajar siempre con buenos equipos”.

Un premio a la trayectoria.

Edelmira Gálvez Ahumada lleva 23 años trabajando en la Universidad Católica del Norte y su producción científica no ha parado. Así lo demuestra la adjudicación del proyecto Fondecyt para su investigación “A Framework to Evaluate the Development of Flotation Plants: The Effect of Particle-size Distribution” (“Una estructura para evaluar el desarrollo de plantas de flotación: El efecto de la distribución del tamaño de las partículas”).

El principal objetivo de esta propuesta es desarrollar un conjunto de reglas, principios, criterios, indicadores y metodologías para abordar de manera integral el efecto de la distribución del tamaño de las partículas en el desarrollo conceptual de plantas de flotación, con el objetivo de mejorarlas tanto en el diseño como a las ya existentes, incluyendo el efecto de la distribución del tamaño de las partículas desde un punto de vista holístico.

Este proyecto considera la cooperación entre universidades chilenas y contempla la formación de estudiantes de pregrado y postgrado.

La Dra. Gálvez comenta que haber ganado un Fondecyt en tiempos competitivos es un gran logro y anima a las mujeres que desean investigar a que se enfoquen en la investigación “e inviten a compartir los trabajos de casa que normalmente han asumido las mujeres, para que pueda aumentar el número de investigadoras en Chile y también la posibilidad de ganar fondos como este”.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados