loader image

Académica UFRO participa como experta en la Estrategia Nacional de Prevención y Control Ambiental de Hidatidosis

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Como un gran honor fue recibida la invitación extendida por el Ministerio de Salud a la Dra. Flery Fonseca, de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera, a participar activamente de la Estrategia Nacional de Salud del Ministerio de Salud a través del módulo educativo ¿Qué es la zoonosis?, cápsula audiovisual en la que la representante institucional UFRO de la Comisión Regional de Zoonosis entrega los alances de su investigación y experiencia en torno a la prevención enfermedades parasitarias.

Este pilotaje de alcance nacional, forma parte del Pilar Educativo del Programa de Vigilancia, Control y Prevención de la Equinococosis Quística/Hidatidosis, acciones que se incluyen, a su vez, en el Plan Sudamericano OPS/OMS de Eliminación de la hidatidosis al 2030.

“Esta vinculación con el ministerio es muy positiva, nunca pensé que me podían pedir que hiciera un curso. Si bien siempre hemos trabajado (como Facultad) de forma muy natural con la seremi regional de salud, acompañándolos en los operativos en las comunas y educando a la población por medio de charlas junto a la Comisión Regional de Zoonosis y la Mesa Intersectorial, esta vez me invitaron a participar de algo muy específico, una cápsula audiovisual que forma parte del primer módulo del Curso de Capacitación de Prevención y Control Ambiental de la Hidatidosis, destinado a explicar qué es y en qué consiste la zoonosis. Sin duda es una gran oportunidad de la cual me siento muy agradecida y que me permite continuar con la labor que he venido realizando durante los últimos 15 años, que no es otra que educar a la comunidad, cumpliendo siempre con nuestra labor como universidad pública”, destacó la Dra. Fonseca.

La invitación se gesta luego de la participación de la Dra. Fonseca en el lanzamiento de este plan piloto gubernamental, instancia desarrollada en el sector rural de Pedregoso (Lonquimay), donde luego de una intervención educacional de corte preventivo fue convocada por la Oficina de Zoonosis y Control de Vectores a ser parte de esta estrategia integrada de salud pública, la que incluye el trabajo de distintos organismos públicos y privados junto a la sociedad civil, para evitar el contagio.

“Para realizar este curso nos reunimos como equipo y planteamos los objetivos a cumplir. Es una capacitación diseñada en sintonía a las políticas públicas y orientada a personal de instituciones que forman parte de la estrategia, como lo son los profesionales de PRODESAL, INDAP, CONAF, etc. Para nosotros era importante tener claridad del público objetivo, ya que desde hace muchos años nuestro discurso se construye con pertinencia territorial incluyendo la cosmovisión mapuche”, señaló la también profesional del Departamento de Ciencias Preclínicas UFRO.

Esta capacitación se entregará de forma virtual a personal de instituciones que participan de la estrategia y que orientan su quehacer hacia la protección de la salud y bienestar de las personas del territorio nacional. De esta forma, este plan piloto abordará diferentes temáticas atingentes a la prevención de la hidatidosis, entre las que destacan los módulos de vigilancia, parasitosis en el ambiente y una socialización de los procedimientos utilizados para la entrega de antiparasitarios a la comunidad, cápsulas académicas e informativas que dan sustento a este pilar.

Cabe señalar que, entre las medidas adoptadas por el pilotaje gubernamental, a nivel nacional se dispuso la entrega de contenedores para almacenar y enterrar las vísceras de animales faenados, lo que permitirá restringir el acceso de los canes a los restos mortales.

“EDUCAR ES PREVENIR”

De acuerdo a los datos entregados por el Informe Epidemiológico sobre Hidatidosis (2017 – 2021) del Departamento de Epidemiología de la Subsecretaría de Salud Pública, la región de La Araucanía se ubica en el cuarto lugar de contagio con un 23,9% superando la tasa nacional del 8,3%. Asimismo, el territorio se posiciona en el tercer lugar a nivel nacional de infección entre menores de 15 años.

En razón de lo mismo, la Dra. Fonseca y el equipo de la Mesa Territorial Intersectorial del Programa Prevención y Control de Hidatidosis trabajan activamente con actores esenciales de la comunidad tales como profesionales de programas de instituciones como INDAP-CONADI (PDTI), consultorios, escuelas y municipalidades, además de veterinarios o técnicos que trabajan junto a agricultores en zonas rurales, a fin de que ellos puedan replicar la información entre su entorno.

“Realizamos charlas que incluyen el traslado de muestras y microscopios, donde los asistentes pueden ver el parásito, además de llevar pacientes, personas reales que han tenido la enfermedad, lo que genera un mayor impacto. Dentro de lo que nos toca como academia en esa comisión, la UFRO es muy activa, además de ser una experiencia bastante enriquecedora por todo lo que se puede hacer en terreno con las comunidades más vulnerables en cuanto a hidatidosis en La Araucanía.

En cuanto a prevención, la Dra. Fonseca señala que es indispensable la desparasitación de los perros cada 45 días, además de no alimentarlos con viseras crudas de otros animales, ya que éstas pueden estar infectadas. De igual forma, se suma la necesidad de educar a la población en cuanto a hábitos de higiene personal y de actividades propias del proceso de sacrificio animal, lo que de acuerdo a la normativa vigente, se encuentra prohibido de realizar en las cercanías de casas particulares (patio o jardín), lo que es escasamente respetado por la comunidad dadas las altas condiciones de ruralidad imperantes.

“La hidatidosis es una enfermedad a muy largo plazo y que principalmente se contagia a través de hábitos, por lo mismo, niños y niñas son nuestro principal foco, ya que si los educas vas a tener adultos cuidadosos. A través de actividades de vinculación con el medio vamos a las escuelas y les contamos lúdicamente un cuento con la historia de la hidatidosis, llevamos quistes hidatídicos y microscopios para que conozcan el parásito y una maqueta móvil que diseñamos donde -por medio de simulación- les mostramos una granja, enseñándoles lo que hay que hacer y lo que no, mostrándoles dónde está el peligro, para que ellos puedan visualizar el riesgo y protegerse”, concluyó la Dra. Fonseca.

La hidatidosis es una enfermedad zoonótica (transmitida del animal al hombre) producida por el parásito Echinococcus granulosus, el que se hospeda principalmente en el intestino de los caninos en forma de huevos. Éstos, al ser liberados en el ambiente a través de las heces, pueden trasladarse al pelaje del animal, el que a través del aseo que realiza con su lengua, puede transmitir la infección a las personas. El huésped accidental generalmente son niños, quienes luego de compartir con perros infectados no lavan sus manos, permitiendo así que la larva se traslade hasta su organismo generando, a largo plazo, quistes que comúnmente se ubican en hígado, riñones y pulmones.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados