Toxicidad en pegamentos y artículos escolares para niños

141
Roberto Pavez, Director I+D Henkel Chile.

Como todos los años en esta época, las familias chilenas comienzan a elegir los útiles y pegamentos escolares para sus hijos. Debido a la variedad de elementos que se usan en colegios o jardines, y considerando los diferentes niveles de manipulación de los adhesivos y otros artículos de este tipo, se hace relevante mirar atentamente su composición, formulación o las posibles impurezas de su proceso de manufactura.

¿Qué sustancias son peligrosas? Lo primero que deberíamos observar es la composición descrita en la etiqueta. Hay que dudar de aquellos productos que no la declaran, además de notar la presencia de solventes orgánicos. En la actualidad, la norma chilena de adhesivos escolares los tiene absolutamente prohibidos.

Existen algunos materiales ampliamente usados como “plastificantes”. En esta categoría encontramos sustancias conocidas como phtalatos, el cual se presumen como disruptores endocrinos y tienen una serie de efectos en la piel, por lo que en Europa están prohibidos para niños menores de 3 años. Lo mismo sucede con los llamados APEOs (Alquilfenol etoxilados), que se sospecha tienen directa relación con el cáncer de mamas, y que se encuentran adicionados también en la formulación de algunos adhesivos y detergentes.

El caso de las siliconas líquidas es especial pues, pese a que no son considerados artículos de colegio, sí son utilizadas por niños y jóvenes. Aunque se negó el uso escolar, hasta hace un tiempo los productos importados contenían metanol, un solvente muy parecido al etanol, aunque con una diferencia en toxicidad abismante. Su consumo en pequeñas cantidades puede llevar a la muerte o al menos generar daño cerebral, sobre todo en los más pequeños. Por esta razón, las denominadas siliconas líquidas están prohibidas para estos fines y en casa deben ser vigiladas por adultos.

Es esencial hacerse cargo de la seguridad de nuestros hijos, por eso el llamado es a optar siempre por productos que cumplan con las normas de uso escolar. En ese sentido, hemos eliminado los phtalatos de todos los adhesivos y nuestros productos son libres de APEOs, con lo que hemos avanzado en establecer un estándar para la industria.

Como compañía participamos activamente en la elaboración de la Norma Chilena de Adhesivos de Uso Escolar, proponiendo el tema de regulación en el etiquetado, además del control y eliminación de sustancias químicas que podrían ser peligrosas. Nuestra responsabilidad es elegir de manera informada y apoyándose en el aval de esta certificación.