Manuel del Pino, Premio Nacional de Ciencias Exactas: “Ser generosos con la ciencia es una apuesta y una inversión de futuro”

980

El matemático de renombre mundial por su trabajo en ecuaciones diferenciales parciales-no lineales y resolución de la famosa Conjetura de De Giorgi, relata su pasión por la matemática, el fútbol, la educación estatal y el desafío de la ciencia en Chile.

Celeste Skewes, Ciencia en Chile. La figura del Dr. Manuel del Pino es precedida por su vasta trayectoria académica, sus descubrimientos matemáticos y su genialidad. El ingeniero civil matemático de la Universidad de Chile y doctor de la Universidad de Minnesota ha sido reconocido con distinciones como la membresía postdoctoral en el Institute for Advanced Study de Princeton, y recientemente, el Research Professorship otorgada por la prestigiosa Royal Society del Reino Unido.

Señala que lo que le atrajo de las matemáticas fue la belleza de las formas de los fenómenos, más que los fenómenos en sí. ¿Cuándo comenzaste a ver el mundo de esta manera?

 Siempre estuve interesado en dos cosas: me fascinaba el cielo, me gustaban las estrellas y el clima, todo lo que tuviera que ver con las nubes, con los vientos, con las lluvias. Con el tiempo descubrí que, no es que no me gustara la astronomía, pero no era mi tema. A mí no me interesaba llegar a las estrellas, ni entender de qué estaban hechas, lo que me interesaba era la geometría que tenían en el cielo los puntitos de luz y cómo yo podía predecir de un día para otro dónde iban a estar unos y dónde estaban otros. Lo que me atraía de las estrellas, que aprendí por libros, era la posición de éstas en una zona específica en cada momento del año. Sabía reconocerlas y sabía lo que me esperaba cada noche en el cielo.

Me atraía mucho el tema de poder predecir el tiempo, era una cuestión obsesiva. Yo hacía unas tablas a mano, donde escribía todos los días la presión, temperatura, dirección del viento, humedad. Tenía unos instrumentos básicos y hacía la tablita varias horas al día, medía todas estas cuestiones, y ¿cuál era la idea? La idea era poder tener suficiente información para, al final del día, predecir el tiempo. Yo ahora lo veo y digo que gallo más nerd.

Hubo otra época en que me fascinaba el fútbol. Yo soy hincha de la “U” hasta el día de hoy. Es decir, tuve otro tipo de intereses, pero siempre relacionado con información y poder predecir. Pero lo que me gustaba fundamentalmente era la belleza y la forma. Después, fui descubriendo que en la matemática había eso. La matemática es una herramienta con la cual se puede describir fenómenos de la naturaleza, entonces tu aprendes matemática y aprendes no solo un idioma, sino conceptos que eventualmente te ayudan a eso.

La preparación necesaria para captar la belleza del mundo

Ha declarado que “para poder ver, asimilar y captar la belleza, se necesita de una preparación continua para adquirir esa sensibilidad e inquietud”. ¿Cuál es el sentido de esa frase? 

Es un concepto muy simple, que es que, para poder apreciar la belleza de algo tienes que comprender de qué se trata. Si te muestran arte abstracto, y no tienes ninguna comparación, no tienes ningún entrenamiento a priori, que de alguna forma te permitiera establecer ciertas comparaciones estéticas, a lo mejor no vas a ver nada.

Una persona que no sabe matemáticas mira una fórmula matemática y no solo no va a entender lo que hay allí, sino que le va a parecer jerigonza, cosa rara. Yo creo que los matemáticos vemos el lenguaje matemático y nos hace sentir su belleza y armonía, porque eso es lo que tiene la matemática, es una forma lógica de hilar conceptos y develar ciertas verdades.

Ciertos matemáticos, los platónicos, creen que la matemática se descubre y los aristotélicos que se inventa. Yo soy de los platónicos. Por ejemplo, cuando yo demuestro un teorema, a pesar de que nadie lo ha demostrado antes, pienso que ya estaba escrito en algún libro sobrenatural y yo llegué a esa verdad que ya existía a priori.

Modelos que explican desde la evolución de bacterias hasta la forma de una galaxia

 ¿Qué investigación desarrolla en realización al análisis de ecuaciones diferenciales parciales-no lineales? 

 Los modelos de fenómenos naturales (o de otra índole, como en la economía) que tienen carácter continuo, esto en modo que el objeto descrito depende de variables continuas como tiempo o espacio, suelen asumir la forma de ecuaciones diferenciales parciales. Estos suelen ser objetos delicados de estudiarse, de mucha complejidad, y obtener resultados en ellos puede arrojar luz, y/o hacer predicciones en el modelo. A esta categoría caen modelos en disciplinas muy disímiles, como los cristales líquidos, la dinámica de los fluidos, el comportamiento en las fracturas de un puente, la evolución de mercados, el comportamiento de la luz cerca de un hoyo negro o la evolución de poblaciones de bacterias o tumores, el cambio climático o la forma de una galaxia.

Las ecuaciones en derivadas parciales se justifican como objeto de estudio por si mismas, más allá de un modelo concreto, puesto que ecuaciones cualitativamente muy similares pueden aparecer en contextos muy disímiles.  Una cosa maravillosa de una ecuación es que muy a menudo una expresión breve para ella puede encerrar una complejidad tremenda en sus soluciones, y mi trabajo se relaciona con comprender lo más posible de las soluciones de una ecuación dada, muchas veces en problemas clásicos en el área.

Fotografía de la serie Mentes Brillantes de CNVT

¿Cuál es la importancia de la matemática y, en especial, de la ciencia básica para la sociedad contemporánea?

Junto con la astronomía, la matemática es la disciplina científica que probablemente ha traído mayores satisfacciones a la ciencia chilena. Para ese desarrollo relativo se conjugaron muchos factores en los últimos 30 a 40 años. No es casual que 3 matemáticos chilenos hayan sido speakers del International Congress of Mathematicians de este año. Muchos países que son potencias científicas no han logrado nunca una performance de este tipo.

La ciencia básica siempre precede a la aplicación tecnológica. Las ondas electromagnéticas o la relatividad son muy anteriores a la televisión o al GPS. Sin que Maxwell o Einstein hubieran desarrollado aparentes juegos matemáticos desde las ecuaciones constitutivas, jamás las tremendas aplicaciones tecnológicas asociadas hubiesen surgido. La matemática continúa y continuará teniendo un rol en el análisis de big data, en la inteligencia artificial, en la medicina, o cualquier desarrollo tecnológico humano.

¿Cómo ve la situación de la educación pública en Chile hoy y el recorte de un 4,6% al presupuesto para 2019 de ciencia, tecnología e innovación?

Soy un producto del Estado chileno y muy afortunado de haber sacado partido de la oportunidad de haberme formado en dos de sus íconos, el Instituto Nacional y la Universidad de Chile. La calidad de la educación pública en Chile tiene aún un inmenso espacio para desarrollarse, y debiera ser el foco central para aspirar a ser una sociedad basada en el conocimiento. La formación adecuada en sus disciplinas a los profesores y exigencias altas (y estímulos salariales adecuados) para ejercer la profesión de educador son necesarios y urgentes.

Desenvolver ciencia en Chile es fundamental en la formación de mentes que lleven a Chile hacia su desarrollo. El recorte hecho a Conicyt es una señal muy lamentable. Ser generosos con la ciencia es una apuesta y una inversión de futuro. Espero que ello se corrija y se revierta.